Cómo os comentaba en el post anterior, este verano nos fuimos al norte, pasando antes por el Landa con destino a Santander.

Playa Sardinero Santander

Playa del Sardinero, Santander.

Todo mi lado paterno tienen sus raíces en San Sebastián, aunque se mudaron a Madrid para cuando mi señor padre vino al mundo. Los recuerdos de mi infancia se dividen en disfrutar parte del verano en tierras vascas y la otra, en las cántabras. Por motivos que no vienen al caso, dejamos de veranear en nuestro querido norte, aunque si o si, como sea, procuro subir todos los años por esos lares. Llámalo amor, llámalo morriña.

Leer más…